CIUDAD DE GUATEMALA – El presidente de Guatemala anunció la pasada Nochebuena que el país centroamericano moverá su embajada en Israel a Jerusalén, convirtiéndose en la primera nación en seguir los pasos del presidente estadounidense Donald Trump.

Guatemala fue una de las nueve naciones que votaron con los Estados Unidos e Israel el pasado jueves cuando la Asamblea General de la ONU adoptó una propuesta sin compromiso denunciando a Trump en su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.

Trump no declaró una agenda para la mudanza de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, y tampoco el presidente guatemalteco Jimmy Morales.

En una publicación en su cuenta oficial de Facebook, Morales dijo que después de hablar con el Primer Ministro israelí Benjamín Natanyahu, decidió indicar al ministro extranjero de Guatemala de mudar la embajada.

ENGLISH: Guatemala says it is moving embassy in Israel to Jerusalem

Guatemala e Israel han tenido una relación cercana, especialmente en cuestiones de seguridad y ventas de armas israelitas a Guatemala.

Ningún otro país tiene su embajada en Israel en Jerusalén, aunque la República Checa ha mencionado su interés.

Trump revirtió décadas de pólizas estadounidenses con su declaración de reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel el 6 de diciembre. Aunque Trump haya dicho que estaba simplemente reconociendo la realidad y no prejuzgando negociaciones sobre las futuras fronteras de la ciudad, los palestinos vieron la jugada como una alianza con Israel en el actual conflicto entre las dos naciones.

Israel reclama a Jerusalén como su capital, mientras que los palestinos reclaman el sector este de la ciudad, capturada por Israel en 1967, y hogar de sitios muy religiosos judíos, musulmanes y cristianos. Muchos gobiernos han dicho que el destino de Jerusalén debe ser resuelto a través de negociaciones.

El anuncio de Trump ha desatado semanas de enfrentamientos entre protestantes palestinos y cuerpos de seguridad israelíes que han dejado a 12 palestinos muertos.

Natanyahu predice que otros seguirán los pasos de los Estados Unidos. El ministro ha hecho grandes esfuerzos en alcanzar a países latinoamericanos en años recientes como parte de una campaña para contradecir el apoyo por los palestinos en las Naciones Unidas.

La resolución pasada por la Asamblea General declara la acción de los Estados Unidos sobre Jerusalén “nula e inválida.” El voto de 128 a 9 fue una victoria para los palestinos, pero contó con menos del apoyo que se esperaba. Treinta y cinco naciones se abstuvieron y 21 no votaron.